Novedades » Institucional
19/06/2017
El Instituto de Enseñanza para Discapacitados Mentales “Cascabeles” cuenta con su propia huerta comunitaria

 

El Instituto de Enseñanza para Discapacitados Mentales “Cascabeles” ya tiene su propia huerta, que fue creada por los alumnos de la institución en el marco del programa “Huertas Familiares Comunitarias”, impulsado por la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, a través de la Dirección de Familia y Desarrollo Comunitario, con la colaboración del Instituto Nacional de Tecnología  Agropecuaria (INTA).

Funcionarios de la comuna capitalina concurrieron este mediodía al Instituto, que está ubicado en calle Rondeau 1577, para supervisar la marcha del proyecto. Estuvieron presentes el secretario de Desarrollo Social y Cultura, Oscar Velasco Imbaud y las directoras de Familia y Desarrollo Comunitario, Sandra Miranda, y de Inclusión Social, Josefina Fariña. Los funcionarios estuvieron acompañados por la ex legisladora Beatriz Ávila.

“Estamos trabajando en varias escuelas especiales desde la Dirección de Inclusión Social por pedido del Intendente Germán Alfaro. Esto habla de una política de Inclusión importante desde municipio para mejorar la calidad de vida y los derechos de estos niños”, expresó Velasco Imbaud.

El funcionario sostuvo que el programa que fomenta la creación de huertas comunitarias “es muy importante porque tiene que ver con la alimentación saludable y también con una labor de terapia, porque sembrar y esperar que crezca esa planta es una lección de vida para los niños con discapacidad que asisten al Instituto ‘Cascabeles’”.

Velasco Imbaud informó que el municipio “colaboró con la donación de una abonera, abono, semillas y un instructivo para que quienes asisten a la institución continúen con esta huerta”.

A su turno, Fariña destacó que “esta es una institución privada, donde se capacitó tanto a los alumnos como a los padres en el marco del programa Huertas Familiares y Comunitarias”. Y agregó que “en la Capital ya se brindó esta capacitación a más de 480 vecinos, entre padres y alumnos de escuelas especiales”.

Por su parte, Ávila expresó: “Estuvimos hablando con los papás y los docentes, que están muy contentos con la implementación de este programa. Nos contaban cómo los chicos están muy entusiasmados sembrando las semillas y decorando cada uno de los cajones”. Y destacó que “varios de los alumnos de la escuela especial contaron que están implementando esta misma tarea en sus casas”.

La ex legisladora sostuvo que “es muy importante y una prioridad del municipio poder incluir a los chicos especiales en los programas que están vigentes.”

En tanto, Cecilia Gómez, directora de la institución evaluó como “muy positivo” el funcionamiento del programa. “Tenemos 20 alumnos con discapacidad moderada y autismo, así que para nosotros ha sido un desafío este programa y como no tenemos tierra con el asesoramiento del INTA y la Municipalidad”, comentó.

La docente aseguró que gracias a este programa “se ha logrado la activa participación de los niños y el hecho poder armar la huerta muy creativamente en cajones adaptados y decorados es como traer vida a este Instituto”.

Novedades Relacionadas